“El gran facilitador en el futuro de la energía es el cobre”

Así lo aseguró Gianni Kovacevic, experto canadiense en energía, recursos naturales y mercados emergentes, minutos antes de participar como principal expositor del seminario Conversaciones que Conectan, organizado por Transelec, PULSO y Congreso del Futuro.

El charlista internacional conversó con este medio sobre cómo han ido evolucionando las tendencias sobre energía a las que se refirió en su visita a CESCO Week 2017, señalando que en estos últimos años se ha visto un gran cambio en pro de la electrificación y por tanto de la demanda de cobre a nivel global.  

Kovacevic también se refirió a la enorme oportunidad que este contexto implica para Chile, y a la importancia de trabajar con otras industrias. “Lo que es completamente desentendido y pasado por alto es el rol que juega el cobre como facilitador de los sistemas de energía. Creo que esto es un desafío pero también una oportunidad, porque el futuro de la energía, y todos podemos estar de acuerdo ahora es la electricidad, las arterias y cerebros de los sistemas están fundamentalmente construidas en cobre, así que nosotros como industria debemos seguir compartiendo este mensaje”, expresó.

¿Qué ha pasado con las tendencias de las que habló en su visita anterior?

Bueno, creo que hemos visto un gran cambio. Hay muchos gobiernos, muchas jurisdicciones, que ahora están auscultando o armando este pivote para la electrificación, y estoy hablando de transporte, pero también estoy hablando de las formas en que las sociedades crean energía. El transporte de energía cambiará, obviamente va a haber un aumento de la electrificación y una disminución en otras cosas, y la forma en que los consumidores están usando su energía. Este tipo de sociedad milenial continúa madurando y no están teniendo los mismos patrones de gasto o consumo que tienen las generaciones anteriores. Así que va a ser interesante ver cómo impacta la energía global, pero una cosa es segura; el aumento del uso per cápita de cobre está creciendo. Un ejemplo: cuando construyes un parque eólico marino, que ahora se están construyendo a escala de gigavatios en todo el mundo, se necesitan 10 veces más cobre por cada megavatio de ese tipo de electricidad que se crea. Esta es una nueva y tremenda fuente de demanda. Estamos hablando de energía eólica terrestre, estamos hablando de energía solar y, por supuesto, la electrificación del transporte, que ya no es un cuento de hadas como muchos pensaban hace dos o tres años. Ahora hay fechas puestas en muchos países del mundo, donde dicen que el transporte a 2030 o 2040 tiene que ser electrificado y el líder, por supuesto, es China, en todos estos campos.

En este contexto, ¿cuáles son las oportunidades para Chile y el cobre?

Bueno, Chile, por supuesto, es el mayor productor mundial de cobre. Si hablas con gente en el comercio de energía, si estás en una gran reunión con mucha gente muy importante en el mundo del petróleo y gas, sistemas de energía, tecnología de energía renovable, todo el mundo está sugiriendo que en las próximas décadas eventualmente todo terminará en electricidad, y habrá y aumentará la amplitud en la forma en que creamos la transferencia y utilizamos la energía. Cuanto más verde y más limpio hacemos eso, más necesidad de cobre, pero cuando estas personas se reúnen la palabra “cobre” ni siquiera es mencionada. Así que sugeriría a esta industria que tenemos que estar presentes allí, necesitamos estar cuando hablan de electricidad para que podamos explicar la naturaleza muy delicada del negocio de la minería del cobre, porque muy pocas minas son responsables del 50% de la producción primaria de cobre, y lleva muchos años desarrollar una nueva mina de cobre. Entonces, ¿deberíamos tener un asiento sobre la mesa? En este momento no lo tenemos, pero lo haremos, porque, por supuesto, el gran facilitador en el futuro de la energía es el cobre.