Detalles sobre la primera jornada de Conferencia Mundial del Cobre

Cesco Week 2019:

Licencia social y cambio climático marcaron primera jornada de Conferencia Mundial del Cobre

Nelson Pizarro, Arnaud Soirat e Iván Arriagada, entre otros destacados representantes de la industria minera, expusieron su perspectiva sobre los cambios ineludibles que enfrenta la minería y la urgencia por crear valor, de cara a los desafíos del cambio climático y una comunidad cada vez más exigente.

Automatización, digitalización, electromovilidad, diversificación de la fuerza de trabajo, reducción de huella de carbono y relación con las comunidades fueron temas recurrentes durante la primera jornada de la Conferencia Mundial del Cobre, organizada por CRU en el marco de Cesco Week 2019.

El ministro de Minería Baldo Prokurica fue el encargado de la presentación de apertura, donde aseguró que 2019 trae un escenario de reactivación concreta para la actividad minera. Además, enfatizó el interés del Gobierno por el boom de la electromovilidad: “Como país hemos impulsado este tema, sabemos que el uso del cobre incrementará cuatro veces en los autos eléctricos y se requerirá litio y cobalto, que Chile también posee. Es aquí donde tenemos la gran oportunidad de avanzar hacia el desarrollo y generar más y mejores empleos; tenemos que subirnos a la cadena de valor”, sentenció. En ese sentido, el secretario de Estado destacó además el llamado de Corfo para que las empresas inviertan en productos asociados al litio.

La conferencia prosiguió con el CEO panel  “Creando Valor”, en el cual el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro; Arnaud Soirat, director de Cobre y Diamante de Río Tinto; Don Lindsay, director ejecutivo de Teck Resources; Iván Arriagada, CEO de Antofagasta Minerals; Xing Wang, director de Minera Chinalco Perú y Vanessa Davidson, directora de estrategia e investigación del cobre de CRU, se refirieron al nuevo escenario que enfrenta la industria y a las iniciativas de las grandes compañías para agregar valor en  el desarrollo de la minería del futuro.

Nelson Pizarro inició las presentaciones destacando las lecciones aprendidas tras el fin del superciclo de los metales, que obligaron a Codelco a hacer una evaluación estocástica para crear valor, mientras que la trazabilidad de los productos finales se ha vuelto crítica, con la sustentabilidad como único modelo de negocios posible. Asimismo, destacó la necesidad de subirse a la ola de la transformación digital: “Surge la urgencia de utilizar todas las herramientas de gestión digital y estamos trabajando fuertemente en esta materia a través de data analytic. Hay que asegurar ciberseguridad,  automatización y control digital en línea”, decretó.

Por su parte, Arnaid Soirat, de Río Tinto, destacó el trabajo que se está realizando en Mongolia y destacó que Chile es un modelo a seguir para el país asiático, ya que en nuestro país se han dado pruebas de que es posible crear valor sostenido con un trabajo conjunto entre negocios, gobierno y comunidades. “Han diversificado su economía en el momento correcto, garantizando que están en la vanguardia de la revolución. Chile está pensando en el espacio, donde el cielo es el límite”, aseguró, destacando los avances que se han realizado en energías renovables y uso del litio.

Iván Arriagada, CEO de Antofagasta Minerals, habló sobre el cambio que está viviendo la industria minera marcado por los innumerables desarrollos tecnológicos y la interconectividad que ha crecido a un ritmo vertiginoso. “O nos adaptamos o dejaremos de existir. La manera en la que hacemos las cosas ya no es socialmente aceptable (…) debemos desarrollar nuevas maneras para enfrentar a nuestras comunidades, autoridades y empresas, generando acuerdos vinculantes para ellos y resolviendo diferencias a través del diálogo y el trabajo colaborativo. Tenemos que ser más empáticos como industria, nuestra actividad tienen un impacto real en muchas personas”, destacó, llamando a construir una industria que crea valor sostenido para el futuro. Añadió que un aspecto importante de esta transformación es diversificar la fuerza de trabajo, especialmente con la incorporación de las mujeres en minería. “Nosotros nos comprometimos a duplicar la fuerza laboral femenina al 2022, necesitamos más mujeres en nuestra industria; la mitad de nuestros clientes son mujeres ¿por qué no podremos tener la mitad de nuestros trabajadores mujeres?”, explicó.

Por su parte, Vanessa Davidson, directora de estudios y estrategias del CRU, analizó el contexto del mercado del cobre, comparó proyecciones del mercado y dio su visión actual de la demanda y la oferta, destacando que si bien hay potencial de crecimiento de los autos eléctricos y de la implementación de energías renovables, no van a impactar a la demanda en el mediano plazo. Es más, proyectó que habrá aumento de producción por la puesta en marcha de nuevos proyectos lo que movería el déficit de oferta proyectado hace un año atrás”, finalizó.

Congo, Mongolia y nuestra mala calidad del aire

Robert Friedland, Fundador y Co-presidente ejecutivo de Ivanhoe Mines, inició su esperada presentación con un diagnóstico sobre los efectos de la urbanización en el medioambiente: en 2030 habrá 5 mil millones de personas viviendo en áreas urbanas, por lo que la gestión de este incremento es clave para el futuro del mundo. Con dos de cada tres seres humanos ocupando las ciudades, señaló, la mala calidad del aire que ya hoy es crítica se incrementará y con ello la urgencia por cambiar la combustión de carbón por la electrificación. Utilizando a Santiago como ejemplo de este problema, Friedland aseguró que como país minero Chile debe abrirse a la electrificación lo antes posible, obligándose a utilizar cobre. “Los vehículos eléctricos de hoy utilizan cuatro veces más cobre que los a gasolina, y los futuros autos más grandes usarán incluso más”, afirmó respecto del potencial del mineral rojo en la economía del futuro.

Posteriormente, el ejecutivo se refirió a los proyectos de Ivanhoe Mines en Mongolia y la República Democrática del Congo, países que a su juicio serán los grandes competidores de Chile en adelante, debido a sus grandes reservas de cobre y las altas leyes de mineral de sus suelos. Destacó el caso del proyecto Kamoa-Kakula en Congo, actualmente el cuarto mayor depósito de cobre en el mundo y el con más alta ley. “Este es nuestro mejor descubrimiento y según nuestras proyecciones en 2025 será la segunda mina más importante de cobre después de Escondida.

El proyecto Oyu Tolgoi en Mongolia, en tanto, después de 18 años se ha convertido en unas de las minas productoras de cobre y oro top a nivel mundial, en lo que en palabras de Friedland se trata de “un verdadero milagro del desierto de Gobi”.