Jorge Bande expone su visión sobre mujer y minería en foro ICARE

El director de Cesco se refirió a los avances de la industria en inclusión de fuerza laboral femenina, la necesidad de incluir a mujeres en roles  directivos y las barreras culturales que enfrenta el país para lograr una real diversidad en las empresas.

Una interesante discusión sobre las barreras que enfrentan las trabajadoras para crecer en las empresas y los cambios que se requieren para incrementar el porcentaje de mujeres en diversos campos laborales fue lo que se desarrolló el jueves 9 de mayo durante el foro de ICARE “Diversidad: Mitos y Fantasmas”.

Temas como las brechas salariales, falta de mujeres en cargos de liderazgo, dificultad para ascender en la empresa y el déficit de profesionales femeninas en las “ciencias duras” estuvieron entre los temas discutidos por diversos expositores.

Jorge Bande, director de Cesco, se refirió a la situación de la mujer en el sector minero durante el panel “Diversidad en el área chica”, donde compartió escenario con Patricia Palacios, Gerente General Innergy Holdings y Presidenta de IRADE; Nicholas Schmidt, Consultor Spencer Stuart y Francisco Murillo, CEO SURA Asset Management Chile.

El profesional reflexionó sobre la aún minoritaria pero creciente fuerza femenina en esta industria, donde actualmente suma alrededor del 8% en promedio y hasta un 10% en grandes compañías. “En la minería partimos de una realidad muy precaria; no olvidemos que hace 20 años atrás las mujeres no podían entrar a las faenas mineras porque se suponía que era mala suerte. El salto que ha tenido que dar la minería es enorme ”, aseveró.

Asimismo, señaló que pese al prejuicio de que las mujeres no estarían tan interesadas en desempeñarse en este sector, debido a las condiciones geográficas extremas o sistemas de turno, la experiencia indica que muchas trabajadoras se sienten cómodas con este régimen de trabajo. Adicionalmente, la creciente automatización y digitalización de la minería es una oportunidad para que las mujeres se integren al sector sin la necesidad de vivir o trabajar en faenas.

Consultado por los cambios culturales necesarios para el avance de la fuerza laboral femenina, el director de Cesco aseguró que un cambio de paradigma respecto de las responsabilidades domésticas y de crianza de los hijos es fundamental.

“Para mí lo más importante es la actitud de los hombres; a veces no nos damos cuenta de que este es un paso absolutamente imprescindible del desarrollo de la humanidad, no solo de la empresa. Hay que entender el tema de la corresponsabilidad, que un hombre no tenga conciencia de que ambos trabajan, que espere que su mujer haga todo en la casa sola, o que cuando exista la posibilidad de ascender el jefe vea como una barrera la mayor carga laboral solo si el trabajador es mujer… eso hay que cambiarlo”, sentenció.