Importaciones chinas de cobre alcanzaron en diciembre su mayor nivel en cerca de 4 años

Las importaciones chinas de cobre bruto crecieron un 9,1% en diciembre respecto al mes previo y alcanzaron un máximo desde marzo de 2016, según datos aduaneros divulgados este martes, dada que una mayor actividad industrial y la débil oferta de metal de desecho elevaron la demanda, las que sumaron las 527.000 toneladas en dicho mes.

De acuerdo a lo informado por Pulso, y en base a cifras entregadas por la Administración General de Aduanas, la cifra se compara con las 483.000 toneladas de noviembre, que ya era un máximo de 13 meses, y representa un incremento de 22,8% en comparación a diciembre de 2018.

Los llamativos números de diciembre se debieron en parte a un favorable arbitraje de precios entre los valores por el cobre a nivel internacional y en China, que le permitió a los operadores lograr beneficios ingresando el metal a China, afirmó Helen Lau, analista de Argonaut Securities en Hong Kong.

Las importaciones de cobre no procesado de todo 2019 sumaron 4,98 millones de toneladas, reducción de 6% respecto al techo récord de 5,3 millones de toneladas en 2018.

La caída anual se debió a débiles niveles de importación en el primer semestre de 2019, indicó Lau, quien espera importaciones sólidas en los primeros seis meses de este año, aumento con respecto a una base baja.

Las importaciones de concentrado de cobre, totalizaron 1,928 millones de toneladas el mes pasado, baja de 10,6% respecto al récord de 2,157 millones de toneladas de noviembre, pero alza de 31,8% frente a diciembre de 2018.

Las importaciones para todo 2019 crecieron un 11,6% a 21,99 millones de toneladas, superando holgadamente el récord previo de 19,72 millones de toneladas en 2018.