P24A5291

JÓVENES Y EMPRENDEDORES SE REÚNEN A ESCUCHAR FRACASOS EN EL PRIMER FUCKUP NIGHT DE LA MINERÍA

Cerca de 150 personas participaron en el primer FuckUp Night, Edición Minería, evento organizado por el Programa Alta Ley y el Centro de Estudios del Cobre y de la Minería (Cesco), que se realizó el pasado 15 de junio, en Santiago. En la oportunidad, cuatro emprendedores, tres de ellos del sector minero, y otro del mundo emprendedor, contaron sus fracasos y los obstáculos que han tenido que vivir durante su trayectoria laboral para alcanzar el éxito que hoy han logrado.

Mauro Valdés, presidente del Programa Alta Ley, dijo “hay ciertos temas culturales, que no vemos, pero que están en el aire que respiramos y sobre todo se da en la minería, que dificulta la innovación y el emprendimiento. Eso es lo que queremos desafiar. Tenemos que hacer visibles esas barreras para poder enfrentarlas. Tenemos que compartir nuestras opiniones, sincerarnos y conversar de manera más transversal y horizontal. Esto es clave para fortalecer nuestra minería y mantener el 30% de mercado que tenemos a nivel mundial”.

Valdés agregó que “este evento nos invita a sacarnos las caretas para ser una minería de clase mundial, no es un camino fácil, pero hay que ser sinceros. Los fracasos no son el fin de nuestros esfuerzos, sino sólo un medio para llegar más arriba”.

A continuación, fue el turno de Guillermo Vidal, gerente general de Hight Service Technology y quien se refirió a su emprendimiento “Optibar”. Aseguró estar orgulloso de contar su fracaso, porque es un reflejo de que se atrevió a innovar. “Hubiera preferido que nos hubiera ido bien a la primera, pero la experiencia del fracaso no la cambio por nada. Durante mi vida laboral he pasado por muchos emprendimientos y la luz se da muchos años después”.

El segundo orador fue Marcelo Díaz, socio de Scale Capital y de Crowdpal, quien comenzó su relato recalcando que “la palabra fracaso no significa que uno ha fracasado, sino que el emprendimiento fracasó”. Reconoció que “fracasar es duro, te pisan en el piso, pero hay que desarrollar la capacidad de resiliencia y volver a pararte. En el emprendimiento un 90% es sudor y un 10% innovación”. Como consejo sostuvo que “es muy importante escuchar a otras personas que se han equivocado para no cometer los mismos errores y que el equivocarte sea lo más rápido y barato posible y siempre contar con algún capital como colchón para poder volver a empezar”.

Luego fue el turno de Enrique Olivares, del equipo de VizuTire, quien admitió haber pasado por varios fracasos familiares, que le significaron perder una casa, pasar a Dicom y sus hermanos tener que congelar la universidad. “El fracaso es una seguidilla de actos de no escuchar”, aseguró y enumeró varios factores a los que llamo “mínimo común denominador” que se han dado durante todos sus fracasos: exceso de confianza, ingenuidad, redes de relaciones inadecuadas, arrogancia y soberbia y falta de foco. Señaló que cultivar las relaciones era clave. “Gran parte de los éxitos que uno consigue tiene que ver con las redes que uno cultiva, saber con quién estamos conversando”. Para terminar, sostuvo que hay que eliminar la palabra “imposible”, cambiar el “no puedo” por el ¿qué necesito?, creer que el mundo está al alcance de tu mano y que las oportunidades están, solo hay que buscarlas. “El fracaso no es una ciencia, salir de ahí es emoción y convicción y solo depende de nosotros”.

Los testimonios terminaron con la larga historia de emprendimientos de Pamela Chávez, socia de Aguamarina. “Para mí el fracaso es parte del proceso, de 10 intentos voy a fracasar en 9. Siempre hay algo que va a salir mal, lo importante es detectarlo y arreglarlo lo más rápido posible. Sin fracaso no hay avance, el fracaso es el 90% de los resultados”. Como experiencia, sostuvo que lo más importante son las personas. “Las empresas las hacen las personas, son la clave de todo”.

En la oportunidad, Javier Muñoz, miembro de CESCO, aprovechó de invitar a todos los presentes a sumarse a la plataforma del centro de estudios, con el objetivo de generar debates en torno al futuro de la minería y Chile.

 

Las Urbinas 53 oficina 24 Providencia. Fono +56 2 2481 4300, cesco@cesco.cl