Iván Valenzuela, director de Cesco: “Para el primer productor de cobre del mundo, es crítico tener una industria de fundiciones ‘world class’, en la cadena de valor global”

Durante el seminario “Fundiciones y Refinerías” organizado por IMet Chile -red que reúne a ingenieros metalúrgicos y profesionales afines-, Valenzuela presentó la propuesta de Cesco para que Chile cuente con una fundición sustentable y sostenible.

Con un completo análisis sobre la historia, los obstáculos y las oportunidades que existen en Chile en materia de fundiciones, es que el director de Cesco Iván Valenzuela presentó la propuesta del centro de estudio para que el país cuente con una fundición con los más altos estándares sociales, ambientales y tecnológicos, y así mantener el liderazgo como principal productor de cobre del mundo, durante el seminario “Fundiciones y Refinerías” de IMet Chile.

En la instancia, Valenzuela expuso los distintos argumentos que Cesco evaluó para hacer una propuesta de una nueva fundición en el país, tomando como modelo una fundición con una capacidad de 1.500 k tms de concentrado, demostrando que el negocio, entendiendo que se trata de uno distinto al minero, es rentable.

El director destacó que actualmente existen las tecnologías disponibles y se cuenta con recursos humanos calificados. Asimismo, el auge de las energías renovables en el país, disminuye los costos y generando créditos carbono, disminuyendo la generación de GEI por disminuir transporte marítimos de concentrados. En ese sentido, destacó que el país cuenta con los concentrados, incluyendo los complejos, para ser procesados en el territorio nacional, además de disminuir los costos de flete, y permitiendo mayor recuperación de subproductos.

“Para el primer productor de cobre del mundo es crítico tener una industria de fundiciones  ‘world class’, en la cadena de valor global”, aseguró el director. “Tenemos el conocimiento de Metalurgia avanzada, lo que es necesario también para abordar mineralogías cada vez más complejas”.

Valenzuela destacó además que una buena fundición, “también mejoran la reputación de la minería y los estándares ambientales. Hoy la minería es percibida casi como zonas de sacrificio, lo que genera un costo no necesariamente reconocido, de impacto de imagen de la minería”.

La propuesta de Cesco

El director del centro señaló que “es clave que la industria nacional mejore, tanto en sus resultados económicos como en su comportamiento socio ambiental. Este es un esfuerzo de empresa y país,  en gestión, modelo de negocios e inversiones”, destacando que la fundición que visualiza Cesco, no es la productora tradicional de cátodos.

Al respecto, Cesco plantea que el proyecto debería ser financiado por privados interesados en tomar posiciones en Chile, en un rubro industrial, con rentabilidades y riesgos menores. El negocio de la fundición refinería debe ser manejado por una empresa de excelencia mundial en fundiciones y refinerías de cobre.

El principal aporte de las empresas mineras es comprometer concentrados a largo plazo en condiciones de mercado. En ese sentido, el Estado debe ser proactivo, facilitando la localización del proyecto, evaluación ambiental, abastecimiento de concentrados y consulta a grupos de interés.

Asimismo, el Estado deberá definir esto, como un tema prioritario para el país y conformar un grupo técnico de alto nivel, y generar los  términos de referencia  para  los  potenciales interesados.

“Para Chile es estratégico el desarrollo de negocios en el país en la cadena de valor de la metalurgia, de nuevos materiales, pilotajes, subproductos, reciclaje, patentamiento, entre otros”, señaló Valenzuela. “Con ello, podemos posicionar a Chile como líder en tecnología de procesamiento de minerales y concentrados, desde la investigación básica, desarrollos, hasta la exportación de tecnologías”.